viernes, 14 de junio de 2019

LOS MARES DE ROBLES DE LA CRUZ

EN EL RUMOR DE LAS OLAS

Autor: José Carlos Robles de la Cruz. Lugar: Galería Benedito, Málaga. Fecha: Hasta el 20 de junio.

El pintor supera la típica marina comercial para transformarla en una obra con alma. Transmite fuerza, vitalidad, abriendo una ventana a la limpieza de la brisa del mar, el aroma a salitre y el rumor de las olas. Su pintura hiperrealista extrae la sensación del instante visualizado, en su momento cinético, cuya acción presentida es continuada en la imaginación del observador.
Sus cuadros son un conglomerado de azules en sus múltiples gamas, sean nacidos de las formas o reflejados en ellas, veteados por verdes, marrones, ocres y grises, consiguiendo un conjunto dinámico, donde a veces entretiene la mirada, en algún rincón de la pieza, con sabor poético.
José Carlos Robles de la Cruz no centra la conclusión de su trabajo en la mera recreación lírica, o habilidad técnica, sino que exprime las posibilidades de la imagen, yendo más allá de la precisión de la realidad reflejada, buscando la esencia que acompaña a toda imagen, el espíritu del lugar, la proyección que suscita el escenario pintado, la emoción de los sentidos ante la inmensidad que anonada, fundiéndose con el ambiente.
Este artista malagueño posee una amplia trayectoria expositiva, y capacidad técnica, que le permite abordar la figuración tradicional para abordarla, y mostrarla, con desparpajo provocativo, consiguiendo los mismos parámetros buscados por otros tras sesudas formulaciones conceptuales. No abandona la pintura, y se apoya en ella para transmitir la independencia de la persona ante la tecnología adocenante, la belleza del entorno, el sentimiento compartido hacia una comunión con la Naturaleza.
Robles de la Cruz nos ofrece una inteligente e interesante propuesta estética.





















martes, 11 de junio de 2019

EL CABO SEGÚN M.J.MORENO


LOS ECOS DEL CABO DE GATA

Autora: María José Moreno (La Marimoreno) Título: En el fondo del Cabo. Lugar: Centro de interpretación patrimonial de Almería. Fecha: Hasta el 14 de junio.

Extrae la pintora la esencia del Cabo, impregnada en sus aguas para expresarla en sus composiciones. Aparecen éstas ligeras, etéreas, de suave transcurrir en el recorrido de la mirada, tras cuyo paso queda impresa la fuerza del color, el recuerdo de su impronta, el signo cromático que fluye en todo el espacio que abarca.
María J. Moreno propone un trabajo plástico de sensible tacto visual, en el que el desigual peso de los tonos ejerce una variación de intensidades de color, cuyo efecto simula un ritmo que fluye ondulante, ajeno al devenir cotidiano, reflejando la tranquilidad del lugar recreado.
La autora interpreta el ambiente que impregna todo el Cabo, trasladado a los fondos marinos de su costa, donde la luz baila al son de las olas, rompiendo la unidad de su faz, para desvelar el misterio de las gamas que guarda. Surgen éstas en la superficie de corales, algas, y fondos marinos, interfiriendo entre sí, tras cuyo roce de radiaciones se desprenden destellos de resplandores evanescentes, antesala de la fantasía.
Son piezas de aparente elaboración simple, que guardan horas de trabajo y reflexión, producto de las cuales la artista se concentra en los elementos básicos, y fundamentales, de un lenguaje pictórico preciso, convirtiendo la combinación de las manchas en relatos poéticos que cantan los ecos del Cabo de Gata. La creación azarosa de las formas se trasforman al observarlas, según el ritmo del colorido incorporado por María J. Moreno, en bellas estampas de campos marinos. Son un excelente motivo para la fuga de la atención de la realidad rutinaria. La exposición de María J. Moreno constituye una muestra de buen gusto pictórico, resultado de un excelente trabajo técnico y capacidad estética.





















martes, 4 de junio de 2019

JAVIER HUECAS EXPONE EN ARTE21

LA SUAVE RUTINA DE LOS MOMENTOS

Autor: Javier Huecas. Título: Divertimentos. Lugar: Galería Arte 21, Almería. Fecha: Hasta el 2 de junio.

Las formas se desvanecen en el ritmo inferido por el artista, suavemente, difuminándose más allá de sus límites, en un ondulante compás. Javier Huecas recrea un bestiario de sosegada presencia, reproduciendo las imágenes evocadas en su pensamiento, centradas en el mundo animal, mas cuando incluye al hombre, lo presenta en su forma sentida, inmerso en sus contradicciones.
Presenta, en esta ocasión, un extenso repertorio de figurillas realizadas con gres cerámico, ajenas a toda coloración, sólo ellas, con su forma e impronta, interpretando un tono asignado, como elemento de una partitura amplia, en la que todas reproducen una melodía sensitiva, cuya influencia cubre su entorno, creando un volumen propio, dentro del cual el espectador se convierte en instrumento de su puesta en escena.Las esculturas poseen una cadencia singular, suave discurrir en sus contornos, expresando un tacto melancólico, trasmitido a la materia, que cobra vida en cada una de las figuras.
La propuesta de Javier Huecas es una obra reflexiva, cuyo sentimiento adherido se convierte en punto de interés para el observador, lugar de fuga y pensamiento, espacio de reposo en el devenir cotidiano. El artista no se contenta con mostrar su técnica en el trabajo con los materiales, tampoco con la expresión estética reflejada en ellos, sino que expone su ingenio al dotar de un compás a cada una de sus producciones, modulado en un tono sinuoso, susurrante, para ser oído con la mirada.
Javier Huecas sabe transmitir el desasosiego del alma, la fantasía de su interpretación del mundo natural, la preocupación de la existencia fugaz, interpretada como visualización tranquila, que transcurre en la suave rutina de los momentos que pasan.









ALBERTO CARRILLO MUESTRA SU OBRA EN GRANADA

ESTÉTICA Y BÚSQUEDA

Artista: Alberto Carrillo. Título: Faith Lugar: Galería Ceferino Navarro, Granada. Fecha: Hasta el 7 de junio.

Estética y búsqueda se desarrollan en la obra de Alberto Carrillo, explorando el pintor las posibilidades de la técnica expresiva en su conclusión figurativa, y la capacidad del color que camufla la geometría. Un murmullo de tonalidades cromáticas se entrelaza en un enmarañado conjunto, que fluye hacia su disolución en el ambiente del cuadro, produciendo un escenario donde se reflejan las estampas del viaje mental del autor, rescatando imágenes que bailan en su memoria, extraídas de momentos lógicos, para expresarlas en espacios etéreos, depositadas como simbología de las habilidad plástica del artista, exprimida hasta el límite, expuesta como figura estética, bajo un colorido templado, en equilibrio engarzado, según un cromatismo amable.
Alberto Carrillo recrea su mirada en motivos diversos, sean edificios, siempre marcados por un sentimiento de melancolía y misterio, o animales domésticos, presentados como pretexto para la fabulación y si no la representación ensoñada, y mágica, de la pintura. Se extravía por la imagen poética de paredes desconchadas por el tiempo, con el enchufe olvidado, vencidas en las horas de oscuridad, tras cuya impresión primera se descubre un amplio campo de aventuras abstractas, donde se sugieren historias múltiples, según dicte la experiencia personal de quien mira.
Faith es una producción plástica de hondo sabor lírico, buena factura técnica y excelente gusto por la conjunción de tonos, columpiada en un ritmo parsimonioso, plácido, impregnada de un entorno silencioso, momentos en los que el pintor se evade de la realidad, para centrarse en el motivo que atrapa su atención e intención pictórica.







































domingo, 26 de mayo de 2019

domingo, 19 de mayo de 2019

EXPOSICIÓN " PELEGRINAJE" DE JOSÉ GUERRERO


EL SENTIMIENTO ÚLTIMO DE LA FORMAS

ítulo: José Guerrero: Pelegrinaje. 1966-1969. Lugar: Centro José Guerrero, Granada Fecha: Hasta el 26 de mayo.

Hablar de la obra de José Guerrero es harto difícil, cuando no se quiere caer en tópicos academicistas o extraídos de la bibliografía sobre el autor, así como de sus numerosos catálogos o entrevistas.
Si se quiere mirar de forma sensitiva, intentando cercar la motivación personal que guiaba su producción plástica, hay que saltar al vacío de la expresión estética, confiando en las sensaciones que sus obras producen.
José Guerrero rompió la forma. Traspasó la geometría, ahondando en el espacio tenebroso del color, pues no hay sujeción lógica alguna, se está inmerso en el mundo de los sentidos, de la emoción suscitada por las radiaciones, que proyectan un lenguaje íntimo, traducido en estados de ánimo. Rompe el pintor el blanco del lienzo, expandiendo hasta su desaparición destellos de tonalidades múltiples, para quedarse en el significado de la mancha, en la tensión de sombras y claridades, en la amenaza constante de los tonos grávidos, siempre en estado de anormal ingravidez, generando una presión interna en la composición, ruptura de la lógica, siempre movimiento y acción.
José Guerrero abandona, en la etapa final de los sesenta, la abstracción dinámica para introducirse en el núcleo del universo cromático, que define la percepción de la realidad. Simplifica la visualización de su entorno en manchas amplias, de superficies a veces no homogéneas en intensidad de color, enfrentadas con otras variedades tonales en un gesto de alto dramatismo, cuando quieren encajarse en una posibilidad imposible, sin ninguna solución. Es una duda permanente, más el fondo del color define la situación retenida, reflejada y expuesta en la pieza de este creador plástico.
Pelegrinaje representa un estado de incógnita en la expresión artística de José Guerrero, una postración ante el poder sublime del color, de la mancha que rompe el impoluto albor que espera el rastro del pincel, mas el desvarío del autor, en su momento creativo, libera la sustancia para exponer el sentimiento último de las formas.